Imprimir este CápituloImprimir este Cápitulo

Enfermedad por coronavirus, COVID-19

4. Medidas de prevención y control

4.4. Limpieza y desinfección

Los productos biocidas son necesarios para controlar los organismos nocivos contra la salud humana, pero por sus características y un uso inadecuado también pueden ocasionar riesgos para la salud de las personas. Su comercialización y uso está regulado por leyes y se encuentran debidamente registrados, tras una autorización para usarlos como fungicida, bactericida y/o virucida. Los virucidas no se usan por nebulización para las personas, sino que se utilizan para la desinfección de superficies.

Debido a que el Gobierno de España declaró el Estado de alarma (Real Decreto 436/2020, recuerda) por la propagación de la pandemia debida al coronavirus SARS-CoV-2, se recomienda desinfectar las superficies para detener la transmisión del virus entre personas por contacto indirecto.

      •   En las labores de limpieza y desinfección debe prestarse mayor atención a:
              • Las zonas de uso común.
              • Las superficies de contacto más frecuente: grifos, barandillas, papeleras, pomos de puertas…

 

 

Limpieza viaria ante la pandemia de coronavirus

En continuo debate y actualización, es otra de las estrategias para la prevención y control: sirve para eliminar la carga viral que puedan contener estos lugares en la ciudad. Se recomienda aplicar un procedimiento de limpieza y desinfección de las vías públicas con esta secuencia de actuaciones:

  Barrido de la vía pública.

          • Para eliminar los residuos y la materia orgánica.
          • Se realiza mediante barrido húmedo para evitar la dispersión del virus.

 Baldeo de calles

Mediante camiones disponibles para ello, que utilizan agua reforzada con detergentes específicos y a una concentración adecuada.

 Desinfección.

          • Recomendada en las cercanías de los espacios más sensibles (centros sanitarios, centros de distribución de alimentos y zonas de la ciudad con asentamientos urbanos fijos o de pernocta de personas sin hogar).
          • Se realiza con hipoclorito sódico al 0.1% mediante aplicación con mochilas pulverizadoras (20 ml de lejía común por litro deagua). Esta técnica está en debate por los posibles riesgos para la salud.

 Desinfectación de superficies.

Si es preciso, se realiza la desinfección de superficies del mobiliario urbano (bancos, farolas…) utilizando los desinfectantes autorizados por el Ministerio de Sanidad de actividad virucida (tienes el listado en la bibliografía del curso).