Quienes han sido profesores presenciales y a distancia lo saben. Cada labor tiene sus peculiaridades y conviene tomar conciencia de ello antes de embarcarse en la tarea del tutor on-line. Las plataformas de e-learning nos ofrecen la posibilidad de compartir gran cantidad de información y de contenidos interactivos, correcciones instantáneas de ciertas actividades, comunicación con los compañeros y con nuestro tutor a través de los foros y de la mensajería, y muchas otras bondades. No obstante, y al igual que ocurre en el aula, conviene establecer un método de trabajo claro y efectivo para poder compartir satisfactoriamente nuestra experiencia de aprendizaje.